Cosmética Cruelty Free

¿Qué son los cosméticos cruelty free?

Si encuentras algún producto que indica que es cruelty free significa que está libre de maltrato animal y que no ha sido testado en animales. Según refiere PETA (People for the Ethical Treatment Of Animals), existen más de 100 millones de animales que son «usados» para testar y crear productos de belleza.

Aunque pueda parecer una moda, lo realidad es que los cosméticos cruelty free siguen aumentando en seguidores, y es que ¿quién no está en contra de la crueldad animal?

Ante la intensidad por la que los consumidores de productos de cosmética solicitan el control sobre dichos productos, y como se desarrollan, se han creado diversas organizaciones alrededor del mundo dedicadas a la defensa de los animales y al rechazo a la experimentación sobre ellos.

La lucha por un maquillaje cruelty free

Todas estas organizaciones siguen luchando con la idea y el objetivo de lograr la prohibición global de la experimentación en animales en cosmético, buscando entre los distintos gobiernos nacionales su apoyo. Realizando campañas en diferentes países con la finalidad de que la legislación contra la experimentación en animales se adopte en todo el mundo y así lograr una industria del maquillaje cruelty free.

¿Cómo realizar pruebas de un maquillaje cruelty free?

Existen diferentes modos para realizar las pruebas sobre los productos y con ello garantizar la seguridad y efectividad en los seres humanos, sin animales de por medio.

  • El análisis in-silico: Usando datos ya disponibles que les ayudan a evaluar la sostenibilidad de materiales similares usando extrapolación.
  • EpiSkin: Producida en un laboratorio a partir de células humanas de la piel lo que permite realizar controles de seguridad en tipos de células que reaccionan de manera muy similar a la piel humana sin causar daño a personas ni animales.
  • Prueba de parche: Consiste en colocar una pequeña cantidad de producto sobre la piel de una persona para garantizar su seguridad y efectividad. Esta prueba se realiza generalmente durante la última fase de una prueba de una nueva fórmula.
  • Estudios de usuarios controlados: Un grupo de personas prueba el producto bajo la supervisión de médicos expertos (cuando es necesario) para comprobar la compatibilidad con la piel y la efectividad del producto. 

Conclusión

Se ha mejorado en muchos aspectos legislativos para contrarrestar el uso de animales en pruebas cosméticas, pero aún queda mucho camino, para lograr que sea una realidad, el final de pruebas en animales. Entre todos podemos lógralo.

En BSpeluqueras queremos aportar nuestro granito de arena y ofrecer siempre productos cruelty free en nuestro centro de belleza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *